Cargando...
Logotipo calarca.net

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
FESTIVAL DE CARICATURA

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

En Calarcá, otra vez, un grupo de amigos del arte y la cultura organizaron el pasado fin de semana, una fiesta del dibujo y el color, que a través de la sátira y el humor contagió a muchas a personas del ámbito regional que siguen firmes contra la perspectiva de horror de la megaminería, un embeleco grandilocuente, que detrás de la quimera del oro y otros metales, amenaza convertir nuestro paisaje verde en un inhóspito desierto lunar.

Qué mejor manera de revelarle al ciudadano del común, el secreto de tanta inconveniencia, de tanta trampa vestida de seda, de tanta insensatez que recubre los planes oficiales, qué mejor manera de develar qué contiene y cuál es el origen y destino de tanto insensato y depredador programa estatal disfrazado de inocente locomotora, que a través de la caricatura, ese trazo ingenioso y satírico del humor gráfico, accesible a la comprensión de todos los ojos y de todas la inteligencias.

Confluyeron a esta cita, provistos de lápiz y color y sentaron su voz de protesta ante la perspectiva de permitir horadar nuestro paisaje, 136 trabajos de dibujantes de 42 países, los más disímiles, que acudieron con su opinión gráfica, al llamado de los organizadores: vimos, entre otros, el globo terráqueo mordido, como una manzana por las retroexcavadoras, una mesa donde una madre se apresta a repartir entre sus crías una gota de agua que es todo lo que les queda, un puñado del paisaje de palmas de cera, amarradas al mecanismo de relojería de una bomba de tiempo, a Sancho y don Quijote absortos ante el espectáculo de contaminación de una ciudad con chimeneas gigantes como molinos de viento.

Este evento dice mucho de la atmósfera que se respira en esa Calarcá cultural que sigue porfiando por la reflexión implícita en el arte y la cultura, al lado de lánguida e intrascendente Calarcá institucional, invisible a los ojos de la dirigencia quindiana que la ignora sistemáticamente cuando de tomar decisiones importantes para la región se trata. Esfuerzos como este, del Festival Internacional de Caricatura ratifican todo lo que podemos hacer cuando avocamos con entusiasmo, decisión y amor propio las empresas del espíritu.

Pero tal vez la caricatura que superó a las demás por su factura y fidelidad con la realidad actual, corrió por cuenta de una bancada de concejales del municipio, que, tal vez, en un rapto de solidaridad con el exitoso festival, propusieron, en una de sus sesiones, como destinataria del Cordón de los Fundadores del municipio, máxima distinción que entrega esta corporación cada año, a la alcaldesa Jenny Trujillo. Otra vez los encargados de vigilar, condecorando al vigilado. Una verdadera y auténtica caricatura propia de la distorsión de nuestra precaria realidad, que no prosperó, por fortuna, con la que habríamos hecho el oso nacional. Fue muy divertido, nos reímos como pocas veces.