Cargando...
Logotipo calarca.net

NOTAS

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
LA NUEVA CASA DE "EL CAFÉ DE CARLOS"

Por Darío Fernando Patiño

"El Café de Carlos" fue creado hace ya casi tres años para traer al presente los nombres, las imágenes y los sabores más recordados de Calarcá. Por esa razón los cafés que allí se ofrecen tienen el nombre de cafés insignias, como Granada, Bahía, Neva, La Tertulia. Igual sucede con los cocteles, que evocan a Flamingo, Paraíso, El Tonel o Xanadú.

El Café encontró un muy buen espacio en el Edificio Camino Real y el diseño interior propuesto por Manolo Cárdenas lo convirtió en un sitio de tradición, pero con muy buena acogida en públicos de todas las edades.

Sin embargo, la familia Patiño Jiménez siempre soñó con que el café quedara en una casa bien representativa de la Arquitectura de la Colonización Antioqueña. Y el momento llegó, además con la edificación soñada: la Casa Téllez, una de las bellas de todo ese movimiento arquitectónico que se dio en el país a comienzos del siglo pasado. Y con una magnífica coincidencia: que se abriera el Palacio de Justicia en la restaurada Escuela Uribe Uribe.

El Café de Carlos
El Café de Carlos
El Café de Carlos
El Café de Carlos

Ahora "El Café de Carlos" está en la "nueva" casa, construida en 1926 y recuperada por Orlando Niño. Con un ambiente acogedor, familiar, lleno de buena energía. Con la misma calidad de su producto insignia y con la idea de ampliar la oferta gastronómica para acompañar las bebidas calientes y frías y de ofrecer servicio a domicilios cercanos. La actividad cultural será más frecuente. De hecho la tertulia inaugural se convocó en torno a un tema muy provocador: Brujas, espantos y sustos del Quindio, con la participación de Juancho Herrera y Luis Fernando Londoño y el debut de doña Nelly OSpina de Aristizábal.

El Café de Carlos es la demostración palpable de una familia que sigue creyendo en las posibilidades de Calarcá y del Quindío.