Logotipo calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Inicio    Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 CALARCÁ, LABORATORIO INTERNACIONAL DEL "MIRA"

Por: José Yesid Sabogal V. (sabodegal@gmail.com)

El próximo 31 de diciembre concluirá su período el actual alcalde de Calarcá Carlos Enrique López Murillo, pastor de la Iglesia de Dios Ministerial Jesucristo Internacional (IDMJI) y máximo dirigente del Movimiento Independiente de Renovación Absoluta (MIRA) en la localidad. Concluirá de esta manera el primero y hasta ahora único ejercicio de gobierno de dicho movimiento político en todo el país. Un examen –aun cuando sea muy preliminar– de esta administración y una exploración somera sobre la forma y los medios que ella está empleando para conservar el poder –con bastante opción–, arrojan un perfil bien diferente del que preconiza y goza el MIRA a nivel nacional. En otros términos, habiéndose constituido de hecho en su laboratorio, la actual administración de Calarcá debe indicarnos, más allá del discurso, el modelo concreto de gobierno que le ofrece este partido político a múltiples localidades, a varios departamentos –a partir de las próximas elecciones– y, a término al país y a "otras naciones", como se lo ordenan sus preceptos fundadores.

Pero tratándose del brazo político de una empresa religiosa, es necesario hacer, así sea modesta, una descripción panorámica del campo religioso en general. Y referirse al fenómeno religioso actual nos remite obligadamente a tocar el tema de la globalización económica. Con base en estos dos grandes parámetros abordaremos la relación entre la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (IDMJI) y el MIRA. Finalmente, a la luz de los estatutos del MIRA revisaremos el comportamiento del actual Alcalde de Calarcá. No sobra advertir que el presente texto es apenas una exploración preliminar sobre el caso del MIRA en Calarcá.

RELIGIÓN Y GLOBALIZACIÓN

Abordamos el asunto con una pequeña reseña sobre el estado de la religión en el mundo, situación que aparece muy ligada a la globalización o la economía de mercado.

Desde el siglo XIX hasta bien avanzado el XX se creyó que la religión estaba condenada a desaparecer. Sociólogos, historiadores y filósofos, de Max Weber a Marcel Gauchet, coincidieron en diagnosticar el "desencantamiento del mundo", el "eclipse irrevocable de la presencia divina en el mundo contemporáneo". Se pensó que la ciencia iba a remplazar irremediablemente a las supersticiones, que las técnicas suplantarían la magia, que la medicina destronaría las plegarias, que la política se impondría sobre el mesianismo. En una palabra: la modernidad conllevaría al triunfo de la secularización. Los hechos tendían a confirmar el diagnóstico: a lo largo del siglo XX en la mayor parte de países occidentales se presenciaba un declive continuo de la participación religiosa, una laicización progresiva de los Estados.

Contra este pronóstico surgió la famosa frase atribuida a André Malraux: "El Siglo XXI será religioso o no lo será." Desde entonces los más reconocidos especialistas en el tema coinciden en constatar que, lejos de ser enterradas y olvidadas en un mundo dominado por el progreso, las religiones han tenido un renacimiento espectacular, que durante ese período han reafirmado y afinado su identidad, se han transformado y han transformado las sociedades de su influencia.(1) Y en efecto, la Iglesia católica ha crecido en regiones fuera de Europa y Norteamérica y su influencia se da a niveles tanto de élite como popular. A la gran Conferencia de la iglesia anglicana (iglesia inglesa) asisten cada vez más obispos no blancos con visiones que difieren claramente de las de los anglicanos progresistas de Inglaterra o Estados Unidos. Los mormones también han tenido éxito reclutando nuevos adeptos a lo largo y ancho del Pacífico Sur (Australia, Nueva Zelandia, Polinesia, etc.) El judaísmo ha adquirido particular influencia en los movimientos ortodoxos con sede en los Estados Unidos, en Israel y en los antiguos países comunistas de Europa. Ahora bien, el movimiento no es sólo de occidente hacia oriente, también a la inversa. Los musulmanes, que constituyen la mayor religión minoritaria en Francia. El budismo se ha abierto camino en los países occidentales, sobre todo en Estados Unidos donde ya cuenta con cerca de cinco millones de adeptos. El hinduismo se hace de más en más visible en Gran Bretaña donde es más la gente que asiste a las mezquitas que la que acude a los servicios de las iglesias tradicionales.

Pero el caso más formidable de esta efervescencia religiosa es la expansión del protestantismo evangélico y más específicamente el pentecostalismo, cuya versión moderna surgió hace cien años en Estados Unidos y que, en el transcurso de las últimas décadas, se ha extendido por todo el mundo. Desde el África Subsahariana hasta la China pasando por la India y Nepal; ha ganado terreno en Europa del Este, Rusia incluido y ha penetrado hasta a los gitanos europeos. Se calcula que hay por lo menos 250 millones de pentecostales en el mundo hoy en día, lo que representa el 80 por ciento de toda la expansión protestante. Con 50 millones de esos pentecostales, casi todos nuevos conversos, América Latina constituiría la región en el mundo donde el crecimiento de esta religión ha sido el más explosivo. (D. Martin, cit. Berger)

Así pues que lo que caracteriza nuestra era "no es que haya muy poca religión, sino más bien que hay demasiada", o más aún que "estamos viviendo un momento de religiosidad exuberante, que a menudo se manifiesta en movimientos exacerbados, de alcance global." Esto concluye el sociólogo Peter Berger quien explica la situación de la siguiente manera. Primero, porque la modernidad favorece el pluralismo y el pluralismo mina el estatus de las creencias y valores que se dan por sentados, un proceso que afecta a la religión tanto como a cualquier otro componente de la cultura. Para sostener esta tesis, el autor recuerda que Estados Unidos es la sociedad vanguardia mundial del pluralismo y la más fervorosamente religiosa de la historia. Segundo, porque con la globalización –"que por su origen, contenido y lengua es fundamentalmente americana"– ha emergido una cultura global de dimensión tanto popular como de élite y que la religión más afín a este proceso es el pentecostalismo y más precisamente el neopentecostalismo. ("Globalización y Religión", P.Berger. p.4, doc. PDF.)

Lo que no nos dice Berger es que la globalización es, escuetamente, el proyecto político liderado por los grandes monopolios económicos de Estados Unidos desde principios de la década de los 70s, y mediante el cual se pretende someter todas las actividades humanas a la lógica del libre comercio; que esa globalización implica el desmonte del Estado social de derecho –su soberanía en primer lugar– para, de esa manera, despojar al ciudadano de sus derechos y reducirlo a la condición de cliente, de consumidor; que el saqueo delirante de los recursos naturales por parte de las multinacionales tiene en vilo la existencia misma de la especie humana; que a causa de ese proceso cerca del 70 por ciento de la población mundial viva entre la pobreza y la miseria y que ese porcentaje siga creciendo de manera sostenida; que, en fin, es la precariedad, la incertidumbre, la desesperanza que gana día a día terreno en el espíritu individual y colectivo, lo que explica que la demanda y la oferta religiosas presenten en todo el mundo un significativo incremento.

Pobreza y Religión han estado asociadas históricamente. Las organizaciones religiosas tienen en la pobreza un tema privilegiado. Por lo general se promueven, aunque sea en la teoría, conductas de preferencia relacionadas con la precariedad, la dificultad, la adversidad. Los textos religiosos son abundantes en ideas de este tipo y los evangelios y enseñanzas están orientados a modelos de vida que tienden a formas humildes, sumisas, resignadas, contrarias a la abundancia de bienes materiales. ("La Crisis de la globalización y de la religión", B. Barranco. Art. de Rebelión). La crisis por la que atraviesa el modelo económico a nivel mundial facilita la necesidad religiosa y por tanto el incremento de la oferta. Lo que mueve a preocupación no es el auge religioso en sí mismo, sino el por qué y el cómo del mismo. La expansión religiosa que venimos mencionando es financiada fundamentalmente por las grandes congregaciones, que tienen sus casas matrices en los países desarrollados del Norte. (Ramírez, J., p.12)

LA TEOLOGÍA DE LA PROSPERIDAD

Entre las corrientes del protestantismo se encuentra el pentecostalismo que, como ya lo señalamos, nació en Estados Unidos hace un siglo. Del pentecostalismo a su vez se desprende el neopentecostalismo que también surge en Estados Unidos a mediados del siglo pasado promovido por hombres de negocios, quienes buscaban un pentecostalismo que respondiera mejor a las necesidades de las clases altas (Schäfer, H. /Cepeda, p.81), es decir, que limitara menos las comodidades que proporciona la solvencia económica. De ahí que los neo hayan desarrollado una forma de culto y doctrina menos radicales, más terrenales, aunque básicamente mantienen las mismas creencias y las mismas estructuras que los pentecostales. Su gran diferencia consiste en que los neo consideran que no hay que esperar el reino de Dios, que este ya está entre nosotros, y que ellos, los hijos de Dios, como legítimos herederos de este reino están llamados a ser ricos y poderosos aquí y ahora. (Cepeda, p, 82). Ese poder incluye, por supuesto, el poder político pues afirman que quienes están llamados a gobernar el Reino de Dios en la tierra son ellos. Los pentecostales, por el contrario, tienen una visión satanizada de la política.

En Colombia las iglesias neopentecostales han proliferado desde los años 80s y su oferta se ha dirigido especialmente a las clases medias. La preocupación por satisfacer los gustos y las necesidades de sus seguidores –dice William M. Beltrán–, los ha llevado a incorporar algunos énfasis doctrinales que corresponden especialmente al influjo de modas teológicas y cúlticas de procedencia norteamericana. En este sentido, la "teología de la prosperidad" es una doctrina de gran importancia para los neopentecostales.

La teología de la prosperidad o "teología del éxito" –explica W. Beltrán– está en concordancia con la mentalidad propia de la sociedad de consumo, cuyo paradigma es el estilo de vida "gringo". La prosperidad económica, la capacidad personal de consumo de objetos visibles de distinción (un buen carro, ropa de marca, títulos universitarios, por ejemplo), son la mejor seña de la presencia de la gracia divina. La pobreza, el desempleo o las dificultades económicas son interpretados como indicadores de ausencia de la gracia divina por causa del "pecado o la desobediencia". En ese sentido a la pobreza se suma la culpa, lo que muchas veces implica un estilo de vida sustentado sobre las apariencias; el endeudamiento es preferible al juicio de pecador o incrédulo por parte de la comunidad. (Beltrán, p.5)

La teología de la prosperidad se basa en la idea de "dar o donar" como medio para recibir la bendición divina. En la medida en que el creyente done a su congregación garantiza la bendición divina. Por esta razón las iglesias neopentecostales reclaman a sus seguidores además del diezmo, diversidad de cuotas y ofrendas.

Los movimientos neopenecostales también son conocidos como carismáticos. La figura del líder carismático se acomoda perfectamente a la estructura jerárquica, autoritaria e impositiva que caracteriza a estos grupos. Ya decía M. Weber que el carisma es una forma de dominación. En términos comunes el carisma puede considerarse una cualidad personal pero dentro del campo religioso se reinterpreta como una bendición del Espíritu Santo. (Cepeda, 149 )

La rigidez en su estructura y en su funcionamiento administrativo explica en parte la proliferación permanente de estas iglesias. Cuando un pastor de la congregación tiene cualidades de líder carismático y compite con el líder oficial, que generalmente no está dispuesto a ceder su lugar de privilegio, el nuevo líder, en la mayoría de las ocasiones, divide la congregación y crea su propia comunidad de fieles. (Cepeda, 151)

LA IGLESIA DE DIOS MINISTERIAL DE JESUCRISTO INTERNACIONAL – IDMJI

La IDMJI es un ejemplo de la conversión de un movimiento pentecostal en neopentecostal. Después de pertenecer como pastor a tres congregaciones pentecostales y ante la imposibilidad de ascender en sus estructuras cerradas, en 1972 Luis Eduardo Moreno Moreno resolvió crear su propia iglesia en compañía de su esposa María Luisa Piraquive. Para justificar estas rupturas o fraccionamientos los neo recurren a una figura que tiene para ellos una importancia primordial por su incidencia directa en la vida práctica de los creyentes. Se trata del don de la profecía que no es otra cosa que el mensaje del Señor transmitido en la voz del Espíritu Santo quien habla a través de los labios del creyente, quien en este caso es sólo un instrumento a través del cual fluye la manifestación divina. (Beltrán, 102)

Así pues, a Luis Eduardo le fue transmitido por el Espíritu Santo y a través de los labios de María Luisa el siguiente mensaje del Señor: "Luis, sigue predicando, porque de este redil levantaré una iglesia muy grande, donde me manifestaré, prosperaré, traeré las almas de dos en dos, te enseñaré la doctrina y predicarás a mucha gente (...) te guardaré y te respaldaré (...) yo traeré las almas y las convertiré a mi verdadera obra, yo mismo la gobernaré, (...) No me manifestaré en otros lugares como lo voy a hacer en esta mi iglesia que comienza(...) os he llamado porque (...) en verdad he visto la rectitud e integridad en ti varón, te he escogido desde el vientre de tu madre (...) manejaré mi iglesia y crecerá por muchos lugares en este país y en el extranjero (...) tienen que ser independientes de las demás congregaciones porque vosotros no podéis someteros a leyes y ordenanzas humanas (...)." (Piraquive, 43 – 48).

De esta manera nació la IDMJI en la sala de la casa de los Moreno Piraquive que empezaron una nueva vida llena de prosperidad de acuerdo con su credo. Pero como aquí en la tierra no faltan los problemas, sobre todo cuando de poder se trata, don Luis, machista furioso, tomó todas las riendas del grupo, relegando a doña María al manejo de los dones del Espíritu Santo. Según don Luis "sólo yo puedo predicar y manejar la obra (...) El Ministerio sólo le pertenece al hombre y no a la mujer". (Piraquive, p.73) Y como suele ocurrir, el problema sólo se resolvió con la muerte de Luis en 1996. Con el monopolio del poder sobre el grupo, sin competencia y siempre con la ayuda del Espíritu Santo, María Luisa introdujo cambios trascendentales en la administración de su congregación. Por una parte, "se unificaron todas las obras (sedes) de fuera de Bogotá y del exterior (...) porque cada una parecía una república independiente", relata María Luisa; Por otra, se integró el Ministerio al manejo del dinero pues, "anteriormente cada predicador manejaba el dinero a su antojo." Así estableció una jerarquía institucional rígida, sólida y centralizada. Todo lo cual redundó, afirma Cepeda, en una mayor cohesión de los integrantes de la IDMJI, lo que a su vez preparó el terreno para transformar el capital religioso en capital político, a los creyentes en electores. (Cepeda, 149)

Para terminar esta reseña sobre la IDMJI, señalemos que esta iglesia es clasificada por los especialistas en el campo religioso colombiano como una megaiglesia o una Multinacional de la fe.(2) Dicha clasificación no es ninguna exageración. La IDMJI tiene presencia en todo el país, cuenta con una gran estructura económica y medios de difusión (periódico, emisora de radio, programadora de televisión, sofisticado portal en la web. Así mismo cuenta hoy con más de 500 centros de oración diseminados en 40 países, los Emiratos Árabes incluidos. (webmira)

EL MIRA

El hecho fundacional del MIRA es –desde luego– una profecía recibida por María Luisa en el 2000: "Inesperadamente Dios propició las cosas, movió los corazones e incitó la creación del Movimiento Político MIRA. Por mi mente jamás pasó que nos fuéramos a ver envueltos en semejante labor, realmente el Plan de Dios así lo dictaminó." Pero en la mente bien ambiciosa de María Luisa "semejante labor" ya había sido concebida de tiempo atrás, en 1988 cuando soñó: "que Luis (su marido) era Presidente de la República y yo me veía en varias ocasiones en el Palacio de Nariño, hablando con esposas de Presidentes con gran familiaridad. El Señor me daba la interpretación diciendo que un día sus hijos (los miembros de la iglesia) estarían ocupando cargos importantes similares al de Presidente". (Piraquive, 136)

Lo primero que hay que resaltar es la coyuntura particular que vivía la IDMJI al momento de surgir el MIRA y la habilidad de María Luisa para sortear la situación. Tengamos en cuenta, por un lado, que otras iglesias neopentecostales –tras la reforma constitucional del 91 que dio vía libre a la representación política de las minorías– habían lanzado sus plataformas políticas. Por otro lado, la muerte de Luis Eduardo, el gurú de la congregación. Finalmente, el crecimiento fenomenal de la IDMJI a nivel nacional e internacional. Es decir, todo estaba dado para que le surgiera competencia a María Luisa quien desde luego no iba a ceder ante las ambiciones de un pastor–líder, lo que significaba un inminente fraccionamiento de la congregación. Para anticiparse a una eventual amenaza, la máxima dirigente de la IDMJI designó como remplazo de Luis a Carlos Alberto Baena López, esposo de una sobrina de María Luisa y exitoso pastor responsable de la obra en Armenia, la más importante del Eje Cafetero. Y para conjurar completamente cualquier conato de fraccionamiento, María Luisa le dio luz verde a la creación del MIRA y designó a Baena López como su presidente.

El MIRA se define como un movimiento independiente de carácter cívico y social, "que pretende dar buen ejemplo, demostrando que sí es posible participar en un gobierno o en la toma de decisiones, de manera transparente y de forma totalmente independiente, por medio del cual los hijos de Dios, los miembros de la Iglesia del Señor, aspiran a cargos de elección popular, para dar buen testimonio y ejemplo en medio de las gentes" (Piraquive, 151). "MIRA tiene como fin último inspirar y sembrar el buen comportamiento y la honestidad en las gentes de Colombia y de las naciones, con su manera de pensar, de hablar y de actuar por medio de sus representantes" (Piraquive, 150).

RESUMEN TRAYECTORIA ELECTORAL

El Movimiento Independiente de Renovación Absoluta fue fundado en julio del 2000 (el mismo año de la profecía que ordenó su creación) por Alexandra Moreno Piraquive –hija de Luis Eduardo y María Luisa– y por el pastor Carlos Alberto Baena López. Poco después, en octubre de ese año, el MIRA hizo su debut con la elección al Concejo de Bogotá del abogado Carlos Alberto Baena, a la Asamblea del Quindío de Bernardo Valencia Cardona y a la Asamblea de Risaralda de Martha Cecilia Alzate. En marzo de 2002, el MIRA presentó su lista al Senado en cabeza de Alexandra Moreno Piraquive, quien fue elegida con 81.061 votos, convirtiéndose en la mujer que obtuvo más votación en el Congreso de Colombia para ese período. En esas elecciones el MIRA también obtuvo 53 curules entre concejales y representantes en las Juntas Administradoras Locales (JALs).

En octubre de 2003 el MIRA conservó la curul de Baena López en el Concejo de Bogotá y la de Valencia Cardona en la Asamblea del Quindío, y aumentó a 74 los comuneros o ediles en las JAL y a 10 los concejales en todo el país. En esta ocasión perdió la curul en la Asamblea de Risaralda. En las legislativas del 2006, el MIRA reeligió a la Senadora A. Moreno P. y eligió a esta corporación a Manuel Antonio Virgüez Piraquive, sobrino de María Luisa. También obtuvo por primera vez, con Gloria Stella Díaz Ortiz, una curul en la Cámara de Representantes por Bogotá.

Para las regionales del 2007 el MIRA aseguró por tercera vez a Baena L. en el Concejo de Bogotá y eligió un segundo concejal en la capital, al ex–magistrado Humberto Quijano. En esas elecciones el MIRA conquistó con Carlos Enrique López M. –tío de Carlos Alberto Baena– la Alcaldía de Calarcá, eligió 35 concejales (4 de ellos en Calarcá) y 265 ediles. Igualmente el MIRA conservó la curul en la Asamblea del Quindío a nombre de Martha L. Agudelo –quien remplazó a su tío Bernardo Valencia–, recuperó la curul de Martha C. Alzate en la Asamblea de Risaralda y obtuvo una primera curul en la Asamblea de Valle eligiendo a Guillermina Bravo.

Finalmente en el 2010 el Mira reeligió al Senado a A. Piraquive, al primo de esta Manuel A. Piraquive y eligió a Carlos A. Baena, quien había renunciado previamente al Concejo de Bogotá. Igualmente eligió representante a la Cámara por Bogotá a Gloria Stella Díaz Ortiz.

Esta síntesis de la trayectoria electoral muestra claramente que el MIRA no es para nada el partido moderno y democrático que pregonan sus dirigentes. Bien al contrario como la IDMJI el MIRA es otra empresa del clan Moreno Piraquive. Alegan estos dirigentes que los candidatos a corporaciones públicas resultan de consultas internas (que ellos llaman cursos – concursos) y que cualquier creyente–militante puede someter su nombre. Se necesita ser bien cándido para creer que alguno(a) de los creyentes–militantes se atreva seriamente a disputarle la candidatura a los pastores–gerentes–dirigentes políticos designados por Dios a través de María Luisa. ¿Qué renovación puede esperarse de quienes conforman esta especie de pequeña "república monárquica" atornillada en la cúspide de la iglesia y del partido?

CALARCÁ Y EL EJE CAFETERO

El ascenso de la IDMJI coincide perfectamente con la profunda depresión económica que se instaló en el Eje Cafetero, como consecuencia del fin del Pacto Internacional del Café, que durante varias décadas había permitido a los productores del grano contar con un precio más o menos estable. El fin del pacto en 1989 fue una típica medida de la globalización económica. Considerando que estos acuerdos entre los Estados productores y los Estados consumidores para mantener regulados los precios internacionales, eran contrarios al libre comercio, los centros dominantes del capitalismo (la Banca Mundial, la Banca Internacional, el Fondo Internacional, la Organización Mundial del Comercio, etc.), presionaron a los gobiernos para que dejaran la suerte de miles de productores en manos de las multinacionales. Esto implica –para todos los productos– desmontar los subsidios y, en el caso del café colombiano concretamente, el desmonte del Fondo Nacional del Café y de la misma Federación Nacional de Cafeteros que, desde entonces, viene subastando el enorme patrimonio que los productores colombianos tardaron décadas en levantar.

De los tres departamentos del Eje, el Quindío fue el más duramente golpeado con esta medida, debido fundamentalmente a que los líderes políticos y gremiales del departamento nunca promovieron la diversificación agrícola y todavía menos el desarrollo industrial. A diferencia de Caldas y Risaralda donde la producción de café representaba apenas uno entre otros renglones económicos, en el Quindío el café sigue siendo hoy el único renglón verdaderamente significativo. Por esta dependencia del monocultivo, en menos de una década el Quindío dejó de ser uno de los departamentos más prósperos del país. Hoy, el departamento se disputa las más altas cifras de desempleo. En consecuencia, a partir de la segunda mitad de los 90s el Quindío compite con Risaralda por el primer puesto en expulsión de población. Cabe anotar que la mayor parte de la inmigración del Eje Cafetero se ha dirigido hacia al exterior. Estados Unidos, Venezuela y España son los países de mayor concentración de quindianos. Se estima que 100 mil de los 500 mil quindianos (o sea el 10 por ciento) se encuentran en el exterior, esto es uno de cada cinco.

En plena debacle cafetera sucedió el terremoto de enero de 1999 cuyo epicentro se localizó en el municipio de Córdoba, al sur del Quindío y que causó enormes desastres en todo el departamento. A ello se suma que, como lo afirman casi todos, la reconstrucción resultó peor que el mismo terremoto. Al Quindío llegaron muchas ONGs, cantidad de empresas, multitud de negociantes y decenas de religiones.

Si se toma como referencia el concepto Eco–región Eje Cafetero, conformado por Caldas, Quindío, Risaralda, el Norte del Valle y el noroocidentre del Tolima, tenemos que esta zona del país constituye el primer fortín electoral del MIRA, por encima de Bogotá. Sólo el Quindío –no obstante su tamaño y el total de su población– representa la cuarta fuerza electoral del MIRA, después de Bogotá, Valle y Tolima.(3)

Sobre la familiaridad entre la región, la IDMJI y el MIRA digamos finalmente que no en vano Luis Eduardo Moreno nació en Pereira y que quien lo remplazó Carlos Alberto Baena, fundador del MIRA y hoy senador, es oriundo de Armenia, donde orientó la obra durante mucho tiempo.

LA ALCALDÍA DE CALARCÁ

A pesar de su origen, de su estructura familiar y del intercambio entre capital religioso y capital político, el MIRA goza de un gran prestigio en las altas esferas políticas del país. Este prestigio bien merecido se debe al cumplimiento de la equidad de género en la conformación de las listas de candidatos a Corporaciones públicas, a la aplicación rigurosa del régimen de bancadas, a la asistencia asidua a las sesiones del Congreso y del Concejo de Bogotá, al número y calidad de los proyectos de ley que presentan, etc. Pero lo que se refleja en Calarcá es completamente lo contrario, allí la Alcaldía se comporta como rueda suelta, como una administración más de la cadena politiquera tradicional. En Calarcá se evapora totalmente la filosofía del MIRA: "El Miraísmo es una forma de comportarse, actuando de forma virtuosa y ejemplar sustentado éticamente. Busca principalmente que todas las personas disfruten realmente de una vida digna. El ser humano es el centro del pensamiento del Miraísmo, y entiende que el trabajo político es por la gente y con la gente, para que ellos puedan alcanzar plenamente su proyecto de vida." (Tomado de los estatutos)

Luego de dirigir durante más de 10 años la obra de la IDMJI en Calarcá y después de dos periodos consecutivos como concejal del municipio, en el 2007 el sicólogo y pastor Carlos Enrique López Murillo fue postulado por el MIRA a la Alcaldía. No hay duda de que la buena imagen de su Partido, el prestigio que el mismo candidato se ganó por el buen ejercicio en el Concejo Municipal, la solvencia económica del Partido y la disciplina de sus militantes contribuyeron a su elección a la Alcaldía. Pero también concurrieron en su triunfo otros factores. La proliferación de candidatos por parte de los partidos tradicionales y algunas postulaciones oportunistas y/o personalistas sin opción. El "voto castigo" por el que optó la franja de opinión fatigada de la politiquería tradicional. Una abstención basada en la confianza de que el MIRA no tenía opción. Pero no hay duda tampoco de la utilización por parte de la campaña de López Murillo –además del clientelismo emocional o religioso– de prácticas clientelistas tradicionales (financiación de otros candidatos, compra –en efectivo y en especie– de líderes populares, trasteo masivo de votos, promesas de vivienda, distribución de mercados, comedores gratuitos, etc.). Recordemos de una vez que "amarrar" a los electores es una práctica corriente del MIRA por lo menos desde el 2006, como lo anunció en el 2005 en Armenia su propio fundador y presidente Carlos A. Baena: "Quiero ser muy sincero con ustedes: llevo tres años en el Concejo de Bogotá y me he dado cuenta de cómo trabajan ellos (los concejales). Son implacables y compran votos y sólo van por los votos. Nos toca hacer igual, ser astutos. Me adelanto: el próximo año, cuando abran elecciones, voy por la gente y la inscribo. Permítanme la sinceridad. Y en marzo del 2006 voy y los recojo y los llevo a la urna y me cercioro si mis votos aparecen. No hay otra opción." (Revista Cambio, 2005)

Posesión del alcalde de Calarcá - 2008El caso es que el candidato del MIRA a la Alcaldía de Calarcá obtuvo un poco más de 8.000 votos de un total de 30 mil, es decir que fue elegido con el 27 por ciento del total de votos sufragados para alcaldía. Junto con el Alcalde, el MIRA eligió cuatro concejales en Calarcá. El acto de posesión del nuevo Alcalde se realizó en el teatro de la Casa de la Cultura y a este, mediante tarjeta de invitación personalizada, asistió la crema y nata de la sociedad calarqueña. La base popular del MIRA debió contentarse con seguir el evento a través de la pantalla gigante que con ese fin fue instalada en el exterior del recinto.

En el gabinete fueron nombrados ciudadanos(as) residentes en el municipio de Caicedonía (Norte del Valle), entre ellas la Directora de la Oficina de Planeación quien desempeña aún su cargo. Dicho nombramiento puso en evidencia, bien la ineptitud del Alcalde o bien, el traslado de votantes del mencionado municipio del Valle. La tesis sobre la ineptitud es débil ya que es de suponer que por sus dos períodos en el Concejo, el Alcalde tenía conocimiento del error estratégico que significa, dese el punto de vista administrativo, que la dirección de Planeación de un municipio esté a cargo de una persona que nunca ha vivido en él.

Apenas empezando su Administración, nuestro personaje sufrió un trastorno de identidad por el síndrome del poder, o más exactamente lo que los sicólogos conocen como síndrome de hubris.(4) El humilde pastor y popular concejal se tornó arrogante, inasequible e inaccesible. Su nuevo look, su séquito de escoltas privados y oficiales, la caravana de carros y de motos que lo siguen, hacen pensar en el comportamiento de los emergentes y en una falta de fe en la protección que supuestamente debe prestarle el Cielo a uno de sus elegidos en la tierra. Sobre los proyectos faraónicos improvisados –que nunca mencionó en campaña– el Acalde se trazó una agenda nacional e internacional que lo mantuvo ausente de Calarcá durante los dos primeros años de su gobierno.

Para llenar el vacío de gobierno el Alcalde convirtió a su esposa en funcionaria plenipotenciaria ad–honorem y con esas atribuciones la ha promovido ostensiblemente como futura candidata. Dos años de su período tardó el único diputado de Calarcá para ser recibido en el despacho del Alcalde, pero no lo recibió el titular del cargo sino la "Gestora social", la Primera Dama.

La participación en coaliciones con otras fuerzas políticas, señalan textualmente los estatutos del MIRA, es causal de pérdida de la condición de afiliado (Item d, Art. 10, Cap. III). Desde el comienzo de su Administración, López Murillo se ha hecho aprobar todos los proyectos de acuerdo gracias a la coalición conformada con cuatro concejales de otros partidos que con los cuatro del MIRA conforman la mayoría. Como es de elemental conocimiento, estas coaliciones son fomentadas y sostenidas por el ejecutivo mediante ofertas y acuerdos de tipo clientelista (cuotas burocráticas, contratos a través de terceros, dinero en efectivo). Este comportamiento también contradice la independencia, de la que se ufana dicha organización político–religiosa desde las profecías de María Luisa, hasta su razón social, pasando por los estatutos en los que se reitera tal carácter. Si tenemos en cuenta que la función fundamental de los concejos es el control político del ejecutivo municipal, las coaliciones a favor de la Administración, promovidas y sostenidas por los alcaldes, echan por la borda cualquier pretensión de democracia, de transparencia y de honestidad.

En referencia a coaliciones y concejos, no podemos dejar de referirnos al comportamiento de los cuatro concejales del MIRA. En su conjunto dejan en entredicho la función de las Escuelas de formación política del MIRA y la eficacia del método o de los cursos concursos, proceso mediante el cual se seleccionan sus candidatos. Habría que decir que los cursos son muy malos y/o que los concursos son muy fáciles. La deficiencia de los concejales del MIRA en Calarcá es tal que parecería que fueran ellos quienes fueron llamados a completar la coalición. ¿Pero que se le puede exigir a unos concejales cuya función se limita a decir sí o no, según el caso, que es lo que apenas requiere de ellos la coalición?

Uno de los primeros proyectos de acuerdo que aprobó esa Corporación fue el nº 004, mediante el cual se autorizó al Alcalde a disponer de cerca de un centenar de bienes del municipio. Entre estos bienes figuraban la Casa de la Cultura –una de las primeras que se construyó en América Latina–, la Escuela Rafael Uribe U. –considerada patrimonio arquitectónico del departamento–, el edificio donde sesiona el Concejo Municipal, etc. . Por fortuna el Tribunal Administrativo del Departamento tumbó el acuerdo.

Autorizado por el Concejo, el Alcalde López Murillo vendió las acciones que el municipio tenía en la Empresa de Energía del Quindío por cerca de 2.000 millones de pesos. De esta suma le entregó 1.700, sin la autorización respectiva, a Multipropósito S.A.–ESP(5) para adelantar obras de acueducto y alcantarillado, violando así la Ley 80 de 1993 (Estatuto de la Contratación Pública) que prohíbe a las entidades territoriales trasladar recursos a una empresa privada con ánimo de lucro.

Y eso que por estatutos el MIRA es anti–privatizador, es decir, rechaza el modelo neoiberal, el libre mercado, la globalización o como se le quiera llamar a esta fase salvaje del capitalismo. Dice la "Declaración de Principios" (Art. 6 de los estatutos) que "El Movimiento Político MIRA promueve un Estado que intervenga y planifique los diferentes sectores económicos y sociales (...) MIRA acompaña la integración de Colombia con otras economías, siempre y cuando se auspicie una redefinición de la democratización en la globalización, donde se fomente un sistema comercial más justo, un nuevo enfoque a la propiedad intelectual (...) MIRA considera como derechos fundamentales de las personas el libre acceso al agua potable y al aire limpio. En tal sentido, no aprueba ni respalda políticas que intenten privatizar estos bienes colectivos."

Obrando en consecuencia, durante su paso por el Concejo Carlos E. López fue acérrimo crítico de Multipropósito, a quien se debe que en Calarcá se paguen las tarifas más altas del departamento por los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo. Sin embargo, nuestro personaje una vez en la Alcaldía estableció muy buenas relaciones con los representantes locales de dicha empresa. No sólo las tarifas por este servicio siguieron aumentando, el Alcalde le prolongó por otros veinte años la prestación de los servicios en el municipio. No es todo, Multipropósito se convirtió en el socio predilecto y en el contratista preferido del Alcalde. En el transcurso de la Administración este socio–contratista ha ampliado considerablemente su portafolio de servicios por lo que debió expresamente reformar su objetivo empresarial. Ahora, esta empresa también se ocupa de reparar y construir calles y ha encontrado incluso vocación para diseñar y construir vías peatonales ostentosas, totalmente innecesarias y multimillonarias. Este proyecto de peatonalización y semi–peatonalización de unas vías céntricas –que no fue siquiera sugerido en el programa de gobierno propuesto durante la campaña–, se convirtió de repente en el proyecto bandera de López Murillo. Basado en una peculiar idea de agro–turismo y de progreso, el Alcalde consideró que la construcción de estas obras atraería un turismo masivo a Calarcá y que en consecuencia el comercio municipal conocería un dinamismo sin precedentes. Convencido de las bondades de su proyecto el Alcalde no estimó necesario socializarlo y delegó en el socio–contratista(6) "dar a conocer su decisión" a los comerciantes y propietarios de los predios más concernidos por las obras. Ante la masiva oposición ciudadana a su proyecto, la Administración y Multipropósito iniciaron un nuevo y singular proceso de "socialización" en los barrios. Allí, previo un juego de bingo, rifa de mercados y distribución de refrigerios, se proyectaba un video en 3D, esto es, una simulación –como lo reconocen los mismos expositores– sobre las obras terminadas y al final de dicha "socialización" se le pedía la firma a los asistentes.

Autorizado por el Concejo Municipal, el Alcalde tramitó en Davivienda un crédito por el 90% de los cerca de 8 mil millones de pesos presupuestados para estas obras, crédito que exigió la pignoración de los ingresos corrientes de municipio. Por las irregularidades que afloran en el Acuerdo del Concejo autorizando el endeudamiento, por las dudas sobre la legalidad de la contratación con Multipropósito, por la inconveniencia y la manera impositiva de la Administración, cursan en los juzgados, en la Procuraduría General y en la Fiscalía varios derechos de petición, acciones populares y demandas penales respaldadas por cerca de diez mil firmas pidiendo que se investigue la persistencia del Alcalde en realizar dicho proyecto, el más insensato, costoso e impopular de la historia del municipio.

Tras varias marchas en las que participaron miles de ciudadanos (ver imágenes en video), algunas acciones de hecho y la intermediación del Gobernador del Quindío, se logró suspender el inicio inminente de las obras. Finalmente la obra se canceló porque Multipropósito renunció a su contrato. No le convenía a esta empresa un escándalo mayúsculo en Calarcá, cuando tenía en ciernes negocios con el conjunto de municipios del Quindío. Luego se conoció el trasfondo del asunto. La empresa debía renovar las redes del alcantarillado y pretendió hacerlo en buena parte con recursos del municipio. Corresponde a los entes de control investigar el empecinamiento del Alcalde por llevar a cabo este mal negocio para el municipio. El hecho es que Davivienda desembolsó –directamente en la cuenta de Multipropósito– los 7.000 millones correspondientes al crédito solicitado por el municipio. Varios meses estuvo ese dinero en la cuenta de la empresa de marras antes de devolvérselos al municipio, mientras tanto la Administración pagaba millones de pesos de intereses mensuales. Cualquiera sea la responsabilidad del Alcalde, los más importantes principios de la organización política que él representa volvieron a quedar en entredicho. Dicen sus estatutos que "Los miembros del Movimiento ejercen el poder con criterios de honestidad, transparencia y uso adecuado de los recursos públicos, rechazando cualquier tipo de corrupción." Item C, Art. 6º, Cap. II; estatutos. "El Movimiento Político MIRA propone y promueve la pedagogía y la cultura política, la democracia participativa, el presupuesto participativo, el control social y la rendición de cuentas de los servidores públicos." Ibd.

Al iniciar su Administración, C. E. López no renovó el contrato inter–administrativo para la explotación del único parque de recreación con que cuenta el municipio, contrato que desde hace 30 años se firmaba periódicamente con COMFENALCO. La intención expresa del Alcalde era entregar el parque a una empresa desconocida y supuestamente especializada en la construcción de los tradicionales Jeeps Willis. La instalación de los talleres a su interior configuraría una especie de parque temático que llevaría por nombre "el parque del Yipao". El proyecto no pudo concretarse porque el empresario desapareció por líos judiciales. Entre tanto el parque ha permanecido cerrado. A esto se agrega que el único campo de futbol de Calarcá (que merece ese nombre) se encuentra en posesión de una Fundación sin ánimo de lucro y por tanto no está a libre y gratuita disposición de los deportistas calarqueños. No es todo. El Polideportivo fue convertido por la actual Administración en sede de la oficina de Tránsito del Municipio. Como si fuese poco, los muchachos patinadores y malabaristas de bicicleta no son tolerados en la plaza central de la ciudad y frecuentemente se hacen decomisar sus objetos de recreación.

Claro que el Alcalde no es indiferente a la suerte de los menores que, cada vez en mayor número, están cambiando el balón, la bicicleta y el patín por la cerveza y el porro. Tan preocupado anda el Alcalde con los menores que decidió mandarlos a dormir los fines de semana a la 9 de la noche. Para el efecto se han llevado a cabo unos operativos de la policía tan impresionantes que bien quisieran los padres de los menores que con igual despliegue actuara la Alcaldía en las "ollas".

La postura del MIRA frente al género es uno de sus ejes programáticos. En función de esa directriz los congresistas del MIRA y sus concejales en Bogotá han sido acuciosos en el tema y han presentado con éxito proyectos de acuerdo y de leyes no sólo sobre la equidad de género, también para proteger a las mujeres frente la violencia. En Bogotá por ejemplo, el Concejal Baena López impulsó la aprobación y creación de las Casas de Refugio para mujeres y niños víctimas de la violencia intrafamiliar. Como en muchos municipios del país, en Calarcá, por disposición nacional se creó el Consejo Municipal de Mujeres que ha sido completamente ignorado por el Alcalde. Más aún, sus iniciativas no han encontrado interlocutor en el conjunto de la Administración. Dicen los estatutos del MIRA que "En el ejercicio político, en su gestión social y en todo ámbito de su actuación, el Movimiento concibe y promueve la equidad de género y procura el desarrollo de acciones afirmativas que garanticen el mutuo apoyo y el progreso armónico y complementario de hombres y mujeres." Las reiteradas solicitudes de autorización por parte del Concejo Municipal de Mujeres para instalar puestos de información a fin de promover en las adolescentes el uso del preservativo –como medio eficaz para evitar el embarazo y enfermedades como el SIDA–, han sido sistemáticamente negadas.

La creación de la Casa de la Mujer, prometida en campaña, si existe no la conocen sino al interior de MIRA. Propuestas para desarrollar programas de prevención de la prostitución de adolescentes no han merecido sino comentarios insensatos del parte del Alcalde. El Alcalde considera que "una niña prostituta de 15 años ya es una mujer dañada sin remedio." Al respecto los estatutos del MIRA señalan que: "El Movimiento Político MIRA reivindica los derechos humanos, especialmente los derechos de los grupos vulnerables, entre ellos los niños, adolescentes y los de la tercera edad, para lo cual promueve políticas de inclusión social que deben ser desarrolladas mediante la participación activa de los ciudadanos, con el fin de encontrar soluciones a los problemas sociales." (Declaración de principios).

Podrían llenarse muchas páginas señalando las afrentas, despropósitos e irregularidades de la Administración del MIRA en Calarcá, por el momento basta lo anterior para dar una idea de lo que nos propone el MIRA en el caso en que se cumplan plenamente las profecías de María Luisa.

Nada indica que las directivas del MIRA estén dispuestas a aplicar a sus representantes en Calarcá, lo dispuesto en el Item I, Art. , 8, Capitulo 3 de sus estatutos: "los miembros y voluntarios deben ajustar su actividad política a los principios y programas de MIRA (...) so pena de que se le revoque el apoyo a instancias del Movimiento (...) Los miembros que incurran en mala conducta, en actos graves de indisciplina, faltas contra la ética pública o cualquier otra forma de violación de estos Estatutos (...) serán sancionados hasta con la separación definitiva del Movimiento."

A pesar de una administración a todas luces inepta, prepotente y cerrada hasta el sectarismo, todo parece indicar que el candidato del MIRA se impondrá nuevamente en las elecciones del próximo 30 de octubre. Por una parte, persisten las candidaturas personalistas en los partidos tradicionales renovados y las postulaciones oportunistas sin opción. Todas ellas tienen en común la ausencia de vocación para elaborar una propuesta creativa y audaz que le enderece el triste presente a Calarcá y le ofrezca un horizonte menos gris. La ciudadanía independiente, reflexiva y crítica ni siquiera intentó unirse para imponer una candidatura inteligente y de corte cívico. De otra parte, el MIRA en esta ocasión cuenta con la Administración y con la experiencia para poner en práctica todos los vicios clientelistas de manera más contundente y eficiente. Y ha contado además con los 7.000 millones de pesos –del crédito que se iba a destinar a la peatonal y que el Alcalde, con el apoyo de su coalición en el Concejo, les cambió la destinación. Con estos recursos, la Administración ha estado reparando vías, mejorando la iluminación en algunos sectores y arreglando las fachadas y el interior de las casas de quienes tienen la cédula inscrita y el compromiso de votar por el MIRA. A los líderes, personalmente el Alcalde les está prometiendo vivienda en el barrio que la próxima Administración deberá terminar de construir. En cuanto a la trashumancia masiva de votantes, el Consejo Electoral acaba de anular en Calarcá cerca de 1800 inscripciones, la gran parte de ellas se le atribuyen al MIRA, la única organización política que cuenta con los recursos y la infraestructura requerida para estas operaciones que el código penal castiga.

Como si fuese poco, el máximo reto para el MIRA el 30 de octubre próximo es conservar la Alcaldía de Calarcá, para ello el MIRA hará todo lo necesario, perderla tendría dimensiones catastróficas para este movimiento político–religioso. En todo caso, pierda o no, lo que hay que reprocharle para siempre al MIRA es el hecho de haber posicionado al clientelismo tradicional como alternativa en Calarcá.

Lo que más sorprende del comportamiento de esta Administración es que el Clan Moreno Piraquive no se hubiera pronunciado nunca, en el transcurso de estos cuatro largos años sobre su único Alcalde en el país.

Y lo más grave es que Calarcá no soportará otros 4 años de un gobierno del MIRA –dirigido tras bambalinas por el actual Alcalde–. Me atrevo a pronosticar que a medio camino las gentes dignas de este pueblo se levantarán y harán su propia primavera.


(1) Al respecto puede consultarse « Le retour du religieux, un phénomène mondial », de Jean–François Dortier et Laurent Testot. Y « La Naissance du monde moderne (1780–1914) » del historiador francés C. A. Bayly.

(2) Tendencias cuantitativas del proceso de pluralización religiosa en Bogotá, informe de investigación 2009, Beltrán, William Mauricio, PDF, p. 14 Del mismo autor ver tambien De microempresas religiosas a multinacionales de la fe: la diversificación del cristianismo en Bogotá. (Bogotá: Editorial Bonaventuriana, 2006).

(3) Ver el cuadro que configuró Bibiana Astrid Ortega G. en su tesis "El hilo invisible entre el creer y de las relaciones entre política y religión en el caso del MIRA y la IDMJI. Universidad Nacional, documento PDF, p. 22

(4) "El síndrome de Hubris o síndrome del vencedor, es un trastorno común entre los gobernantes y líderes. La palabra hubris o hybris de origen griego, significa orgullo, presunción o arrogancia. Este problema no está caracterizado como enfermedad por la medicina, pero se reconoce que las presiones y la responsabilidad que conlleva el poder terminan afectando a la mente. Este comportamiento hubrístico suele presentarse en personas que se sienten llamados por el destino a grandes hazañas. Entre los síntomas fácilmente reconocibles, se destacan una confianza en sí mismos, desprecio por los consejos de quienes les rodean y alejamiento progresivo de la realidad." http://juanfiorini.com.ar

(5) Empresa integrada por el Grupo Odinsa, Construcciones El Cóndor, Operamos 2000 y otras que fue escogida en 2002 como socio estratégico de las Empresas Públicas de Calarcá (EMCA) para la constitución de una sociedad encargada de operar los servicios públicos domiciliarios de acueducto, alcantarillado y aseo, así como la generación de energía eléctrica en el municipio, por un lapso de 20 años.

(6) Multipropósito fue contratado por la Administración para llevar la gerencia y la interventoría de las obras.

 OTRAS NOTAS

Condecoraciones en los 125 años de Calarcá
Olgalucía Jordán de Calarcá, en el canal Caracol
¡Alertas!: La escuela Uribe en inminente peligro
A la ciudadanía quindiana
A propósito del libro Calarcá para leer
Los pecados de un Alcalde
El multipropósito del alcalde de Calarcá
Acuerdo solemne
Encadenados a la Alcaldía
Marcha por la dignidad calarqueña
Supermercado INTER arroja desechos orgánicos
Reconstrucción Hospital La Misericordia
Certificación ISO 9001–2008 a Curtiembres La María
Penitenciaria Peñas Blancas
¿Qué tal el "mico"?
Colombiano en Alfombra Roja del Festival de Cannes
Clausura del segundo encuentro de preorquestas Batuta
La sartén por el mango

 

Quédate en Calarcá

Así se hace calarca.net

Inicio       Escríbanos sus inquietudes        Lea nuestro Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
YIPAO
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.