Cargando...
Logotipo calarca.net

MANUEL GÓMEZ

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
LA CAJA DEL AMOR

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal.
manuelgomezuq@gmail.com

Cuando escuché a Hernán Rodríguez Nieto hablando de "La Caja del Amor" me entró curiosidad. Quería saber qué era eso.

Lo invité a "Rayuela", mi programa de radio en la U FM estéreo 102.1, emisora de la Universidad del Quindío. Quería que nos contara qué era, cómo era, quiénes eran, por qué y para quiénes.

Durante el programa, logré entender muchas cosas. Una historia interesante y llena de anécdotas agradables.

Este sábalo 16 de diciembre no quiero perderme la cita. Le avisé con anticipación que contara conmigo. Que quería acompañarlo, trabajar, hacer. Y así será. Lo que no esperaba es que yo seré el presentador del evento.

A las 8:00 de la mañana, iniciaremos con una corta charla. Luego, el programa empezará en serio, con la participación de Martha Isabel Castrillón y Discantus.

Familias completas de diferentes barrios, pueblos y veredas estarán allí en el Auditorio del Colegio San José. Un auditorio que estará al tope. Papás, mamás, niños, niñas y adolescentes. Todos esperarán ansiosos su Caja del Amor.

Yo estaré feliz. No me cambiaré por nadie. Estaré ante un grupo gigante de personas con un gran amor. Humildes, sencillas, vestidas con sus mejores trajes, esperando La Caja del Amor.

Habrá música, premios, regalos, novena, palabras, orquesta, abrazos, muchos abrazos.

Al final, podré conversar con señoras que me hablarán de sus alegrías y tristezas. Habrá más abrazos, niños, niñas y adolescentes felices con sus cajas. Las abrirán, buscarán juguetes, muñecas, querrán tenerlo todo en esa caja.

Quienes regalaron las cajas del amor son familias que quisieron compartir en este diciembre con otras familias.

Gracias a Dios ocurrirá, sucederá, pues asistiremos a un maravilloso evento: La Caja del Amor.

La Caja de Amor, es más que eso. Es solidaridad, unión, esperanza y voluntad, es la forma más práctica de ayudar con un mercado a las familias más pobres. Es así como en el colegio San José este fin de semana se entregarán por lo menos 350 cajas llenas de mercado y regalos a igual número de familias para así beneficiar a unas 1.500 personas de diferentes sectores de Armenia y otros municipios.

Sobre el proyecto, Hernán Rodríguez, coordinador en el Quindío de la Caja de Amor manifestó: "Esta es una forma de crear cultura de la solidaridad y mucho más en esta época del año cuando los más necesitados esperan un gesto de buena voluntad de los que sí tienen".

La campaña que en Colombia lleva 11 años, tiempo en el que ha beneficiado a más de 12 mil familias en 15 ciudades, entre ellas Armenia, pretende que en diciembre los más pobres reciban un regalo navideño y qué mejor que un mercado y regalos empacados en una caja que, con anterioridad ha recibido de una familia generosa, reiteró.

El proyecto de la Caja del Amor es una iniciativa apostólica del Movimiento de Vida Cristiana. En Armenia cumple 10 años y no solo se trabaja con personas de buen corazón, sino también con entidades como las universidades, la empresa privada y algunas públicas que de buena fe se han unido a la causa.

La Fundación

La fundación Solidaridad en Marcha, es una organización católica sin ánimo de lucro en Medellín y viene trabajando desde el año 2001 en la campaña navideña: La Caja del Amor.

Esta es una iniciativa apostólica para vivir la solidaridad con las personas que sufren a causa de la pobreza y con ella se pretende unir en la Navidad a familias generosas que quieran compartir con familias necesitadas.

Para lograr esto, una familia solidaria adquiere una Caja del Amor con la información detallada de las personas que serán beneficiadas, la llena con un mercado básico y regalos para los miembros de la familia, la fundación la entrega en su nombre durante la Novena del Niño Jesús, los donantes también pueden participar en las entrega.

Hoy la Caja del Amor se consolida en diferentes ciudades del país, Medellín, Bogotá, Cali, Armenia, Pereira, Ibagué, Bucaramanga, Cúcuta, Barranquilla, Valledupar y Fonseca (La Guajira), uniendo cada vez a más hogares colombianos en la vivencia de la generosidad y la gratitud.

OTROS ARTÍCULOS