CALARCÁ EN LÍNEA  

  INICIO CONTÁCTENOS LIBRO DE VISITAS  
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
  HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Todo acerca de la FIESTA NACIONAL DEL CAFÉ. FIESTA DEL CAFÉ
  CULTURA

Semana de la Cultura

Casa de la Cultura
Taller Dos
Palosanto
Fundación Amarte
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal
  POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
 
 
  TURISMO
Jardín Botánico
Club Cafetero del Quindío
Parque Comfenalco
Balneario Karlaka
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
Finca Hoteles
 
 
  ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club Quindío
Damas Rosadas
Madre Esperanza
 
 
 
Las mejores Fotografías de Calarcá. IMÁGENES
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
  GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
 
 
 
 
 
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS
  AGRADECIMIENTOS
 
   "LA NOTA DE JOTA"  
MONUMENTO AL CACIQUE CALARCÁ


Por Jota Domínguez Giraldo. (jotajotadominguez@hotmail.com)

Un saludo muy respetuoso a todos los visitantes de este portal, muy calarqueñísimo por cierto, obra y trabajo de Álvaro Jaime Ospina, a quien "distingo" (como dicen por aquí) desde que estaba chiquito, eso quiere decir, de toda la vida, porque poco ha crecido. Para los que lo recuerdan, saben que él caminaba con una cámara a ver que podía "pillar", siempre metido en esto de las comunicaciones. Hace poco, me pilló nuevamente y yo, de lambón, le ofrecí escribir algunas cosas de por acá (del Quindío y de otras partes) y apenas le cumplo hoy, después de haberse gastado Álvaro unas cuantas cajas de cigarrillos cantando la canción "fumando espero". Espero que con esta publicación, cese la carraspera que produce una fumadera tan espantosa.

Varios temas encontrarán acá. Suerte para quienes se atrevan a leer esta "Nota de Jota". No se preocupen, que el mundo es de los atrevidos.

Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.

 SOBRE DERECHOS DE PETICIÓN

 

 

Dice el artículo 23 de la Constitución Política de Colombia, que “Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución......” No todos los colombianos que presentan derechos de petición a las entidades oficiales, reciben respuesta ni pronta resolución de los llamados servidores públicos, desobedeciendo en consecuencia los mandatos constitucionales. Muchas son las razones para no responder al derecho en mención: Funcionarios muy ocupados (no sirve de excusa), buenos funcionarios con malas secretarias (no es excusa), buenos funcionarios con malos asesores (no es excusa), excelentes funcionarios que olvidan responder (no es excusa) y usted puede inventarse la disculpa que quiera y no lo excusa, sencillamente porque el derecho de petición es un derecho fundamental, que no hay que rogar y al que debe contestarse, quiera o no el funcionario de turno.


Sorprende y hay que decirlo, que suspendan 6 meses a un funcionario porque no contestó un derecho de petición y sorprende, claro está, porque existen faltas mucho más graves que contempladas también dentro del código único disciplinario, no tienen aplicación o pronta resolución. Pero es oportuno decir que la ley nació para que los gobernantes no mandaran como les diera la gana y para que los gobernados no se narquizaran. La ley tiene unos límites, es para todos y debe cumplirse.


Pero, más que una falta a un derecho constitucional de tipo fundamental, me parece una falta de respeto que los funcionarios no contesten la correspondencia o peticiones que reciben como servidores públicos. Los funcionarios o servidores aparte de su obligación legal deben ser corteses. Vivimos sorprendidos, porque las personas todos los días tenemos facilidad para hablar con Dios, pero nos resulta imposible hablar con los funcionarios o servidores públicos. Hasta en las novenas que venden en la calle aparece el derecho de petición con la frase “pedid y se os dará”. Dios, o el Divino Niño, o el Jesús Misericordioso nos dicen que pidamos y que ellos nos contestarán, pero Dios lo hace porque él es Dios, y los funcionarios públicos no responden los derechos de petición porque posiblemente son más que dios, y seguramente que lo son. Por fin y me alegro, se hace respetar el Estado de Derecho y sinceramente lamento que en esta ocasión el encartado haya sido el muy amable doctor Parra Cardona de la Universidad del Quindío, aunque es necesario decirlo, pudo haber sido peor, porque la falta ha sido calificada como muy grave. Es en la resolución y no en la formulación donde el derecho fundamental de petición adquiere su dimensión como instrumento eficaz e idóneo de la participación democrática y la efectividad de los demás derechos fundamentales. Cuando se habla de "pronta resolución", quiere decir que el Estado está obligado a resolver la petición, no simplemente a expedir constancias de que la recibió. La medida, podrá ser positiva o negativa: la obligación del Estado no es acceder a la petición, sino resolverla.


La Constitución es norma de normas y debe mantenerse el respeto a ellas. He aquí una prueba. Recuerdo que por el mismo motivo (no contestar derechos de petición) una persona que actuaba como alcalde de Armenia y casi nunca iba al despacho, fue suspendida de su trabajo por 10 días. El Procurador de esa época pudo pasar a la historia condenándola siquiera a 10 días de trabajo. Por eso la suspensión, en ese caso no fue una sanción, fue un premio.

(jotajotadominguez@hotmail.com)

 
 

 NOTAS ANTERIORES

 

"Entierro Cubano", del 14 de octubre del 2.004