Cargando...
Logotipo calarca.net

LA NOTA DE JOTA

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
PASO A PASO

José Jota Domínguez GiraldoPor Jota Domínguez Giraldo — 19-04-18
jotajotadominguez@gmail.com

Avanza más rápido de lo que se creía, la investigación que involucra a exfuncionarios de la alcaldía de Armenia, con motivo del llamado "desfalco por contribución de valorización". Sin embargo, no todo está dicho teniendo en cuenta que según las informaciones públicas apenas se hacen las acusaciones y apenas se hacen las respectivas defensas.

Según algunos titulares periodísticos, sorprende que la mayor parte de las pruebas, dicen los periodistas, las haya aportado el actual alcalde Carlos Mario Álvarez, y sorprende precisamente porque este país se acostumbró que quien sea elegido debería guardarle la espalda a su antecesor que lo ayudó a elegir. Algunos dicen que Carlos Mario "es un desagradecido y desleal"; otros dicen que "hizo bien en salvarse".

Creo sinceramente que el alcalde en ejercicio hizo bien en denunciar y entregar las pruebas en este caso de desfalco y coimas, con lo cual da a entender a la Fiscalía y a la opinión pública, que nada tenía o tuvo que ver con la repartición de coimas y mucho menos con el desfalco. Y está muy bien que dé la cara pues ese debe ser el comportamiento de los funcionarios públicos. Esa denuncia habla de su rectitud en el proceder y su fortaleza para hablar. Muy bien.

Sin embargo también sinceramente creo que sus denuncias fueron hechas para limpiar su buen nombre frente a la opinión y frente a los organismos de control, pero no fueron hechas para defender a la ciudadanía, pues si de ese desfalco tuvo conocimiento después de haberse posesionado y no antes, lo mejor que había podido hacer era suspender el cobro de la valorización, para con ello defender el patrimonio de los habitantes de Armenia que se vieron obligados a pagar la valorización. Por eso su declaración lo salva del desfalco pero al permitir como alcalde que siguiera el cobro, con ello condenó a los contribuyentes, pues según la Fiscalía el alcalde viene entregando pruebas desde el año 2016, es decir apenas posesionado, con lo cual también habría podido evitar que se recogiera más plata y por supuesto fuera mayor el reparto de esas coimas o comisiones a los exfuncionarios.

Le creo al alcalde cuando dice que siendo funcionario de la administración pasada, no sabía de ese desfalco y repartición de coimas. Le creo.

De la voz del Fiscal general de la Nación, también se oyó decir que dichos dineros desfalcados sirvieron para patrocinar campañas políticas y apoyar a gobernantes elegidos. Y sobre ese tema, el alcalde sí debe estar muy informado, pues él fue impuesto como candidato por la exalcaldesa y para esa campaña se utilizaron recursos económicos que seguramente recibió de la exalcaldesa, algunos seguramente provenientes del desfalco. De manera que tiene aquí también el alcalde la oportunidad de hablar y aportar pruebas de cómo fue elegido. Y lo que él diga sobre ese tema, de cómo llegó plata a su campaña, de cuántos funcionarios públicos en actividad lo acompañaban en sus jornadas, de cuáles secretarías fueron puestas a su servicio para conseguir votos, y en fin, de todo ese aparataje público que se utiliza con fines de elección, de todo eso que él diga, también se lo creeré. Y no lo dudaré. Si dice algo distinto al desarrollo de esa campaña, desconfiaré del alcalde. La verdad ante todo.

Finalmente, del alcalde queremos oír más cosas distintas a este caso. Queremos escucharle hablar duro de su defensa del plan de ordenamiento territorial, hablarle duro a algunos procuradores que quieren coadministrar, hablar duro y se despeluque administrando a la ciudad capital y recurra para ello a los mejores administradores pues Armenia está hoy postrada, sin movimiento económico, sin dinero circulante, con proyectos de inversión detenidos y no se ve ningún movimiento desde la alcaldía que permita deducir que esto va a cambiar.

Si el alcalde es capaz de denunciar que se están robando la ciudad y pudo decir que están asaltando a los ciudadanos, entonces que sea capaz de sacar la cara por quienes pagan los impuestos, por quienes pagaron valorización, por quienes para pagar la valorización se endeudaron, por quienes hacen grande el desarrollo de esta capital, que sea capaz de cumplir con el plan de desarrollo y los acuerdos municipales. De aquí en adelante su único temor debe ser el incumplimiento de sus funciones, precisamente las que juró hacer y cumplir.

Llevamos dos años y casi un semestre de atraso administrativo y eso se nota en la ciudad y en el departamento. Que no sea este caso judicial la excusa perfecta para hacer poco y en adelante para no hacer nada. Sinceramente creo que Carlos Mario podría ser recordado más por su forma de administrar que por las denuncias. Los hechos delictivos los califica y los castiga la justicia penal, los trabajos de la administración los califican los habitantes que son precisamente los desafortunados o los beneficiados que votaron por él. Veremos donde se pone el corazón de los armenios, si en el aplauso por la denuncia o en el descrédito por la nula administración.

Ahh, y a esperar qué va a pasar con las denuncias hechas por la Fiscalía cuando manifiesta que la administración pasada con esos recursos de valorización, apoyó a gobernantes elegidos hoy. Sería interesante escuchar la respuesta del gobernador actual cuando se le pregunte si esa afirmación del Fiscal general es cierta o falsa y que también nos cuente cómo fue elegido.

NOTAS ANTERIORES