Cargando...
Logotipo calarca.net

LA NOTA DE JOTA

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
1.- EL VERBO "RENUNCIAR"

José Jota Domínguez GiraldoPor Jota Domínguez Giraldo — 17-05-18
jotajotadominguez@gmail.com

Entre las opciones que tiene el hoy detenido Carlos Mario Álvarez alcalde de Armenia, para continuar tratando de resolver su situación en este entramado de la des-valorización de sus actos como persona y funcionario público, está la de renunciar a su cargo de alcalde o la de no renunciar.

Si quiere renunciar, lo puede hacer, la ley se lo permite sin más motivos que el de presentar renuncia a su cargo, que en este caso podría ser "por motivos personales insalvables", lo cual sería entendido y no sé si aplaudido, pero cualquiera diría que era lo mínimo que debería hacer.

Renunciar a su cargo trae como primera consecuencia la inmediata convocatoria a elecciones si lo hace antes del 30 de junio de 2018, pues según el artículo 314 de la Constitución Política "...siempre que se presente falta absoluta a más de dieciocho (18) meses de la terminación del período, se elegirá alcalde para el tiempo que reste. En caso de que faltare menos de dieciocho (18) meses, el gobernador designará un alcalde para lo que reste del período, respetando el partido, grupo político o coalición por el cual fue inscrito el alcalde elegido...". La renuncia es una falta absoluta.

La inmediata segunda consecuencia de la renuncia es que el grupo o partido que puso alcalde, no podrá presentar terna para lo que reste del período, pues habrá nuevo alcalde(sa), quitándole de un solo tajo el poder al partido o grupo gobernante. Algunos apuestan que esa es una razón potísima para hacerlo, no importa cuánto le cueste al Estado dicha elección, pues esa no la paga el municipio y con eso le cobra a sus jefes la firma de los pagarés.

La inmediata tercera consecuencia de la renuncia es que el alcalde deja de ser la primera autoridad para convertirse en una persona del común y corriente, pero no por eso obtiene ventaja frente al proceso que lo encarta, pues los delitos de los que se le acusa, no pierden entidad al bajar su categoría de funcionario público.

Si no renuncia, que sería mi humilde pedido, dado que ha manifestado "ser inocente y consciente de todos sus actos" y eso debería pelearlo y enfrentárselo a las autoridades, no hay elecciones, pero al renunciar pierde su calidad de alcalde pues al estar privado de su libertad, con medida de aseguramiento en cárcel, el alcalde(sa) encargado (de una terna) es quien termina los meses restantes pues el titular está enfrentando un juicio con medida intramural.

Escucho y leo voces de algunos autodenominados "honorables" (lo de siempre, en Armenia hay gente de primera y de segunda) que sugieren hacer lo mejor para Armenia. En la campaña a gobernación y alcaldía pasada les dijeron a los quindianos que era necesario votar y elegir personas "honorables" y que esos eran nada más pero tampoco menos que Carlos Mario y el cura. Eso se convirtió en palabra de Dios, pues hasta el obispo se hizo el loco, dejando hacer campañas en templos católicos y luego desde Roma regurguitaba sus deseos. Me quiero preguntar si son esos mismos "honorables" los que piden hoy recomponer esta situación, en un "mea culpa" para hacer ver que la culpa es de otros "honorables" y no de los mismos siempre "honorables". Hipocresía al máximo.

Hay que saber reconocer las culpas. "Nos equivocamos escogiendo y eligiendo, por lo tanto es necesario comenzar de nuevo, debemos revisar mejor, seguir escogiendo porque las ocasiones y elecciones están próximas" podrían decir los comunicados y entonces nos sumamos a esos colectivos que claman por una mejor verdad para una mejor ciudad. Pero no, ellos no se equivocan.

Se gobierna mirando de frente, se administra con limpieza, se ordena con rectitud, se obedece con las normas, se sugiere con lealtad, se discute con franqueza y se trabaja con amor. Así y solo así creeremos en los gobernantes. De resto, es pura paja, mentiras disfrazadas de palabras hechas para esconder la verdad. No veo en ninguna de ellas la aplicación de los salmos, a los que tanto acuden cuando quieren echarle "melao" a los que están dispuestos a lamerlo.

Resulta pues que algunos piensan que es mejor que roben los honorables y mejor encarcelar a los "honorables" que a los ciudadanos de segunda. "¿Honorables de qué...?????.

El departamento y Armenia necesitan líderes, que los debe tener porque esta raza, la quindiana es buena y sana, pero no necesita "honorables" de esos que todos los días invocan y hablan de Dios, pero que luego le venden el alma al diablo.

De esos "honorables", líbranos señor.
2.- CONSEJOS QUE ASUSTAN

El pasado martes en la noche fue asesinado en un bus de servicio público que cubría la ruta Armenia - Montenegro, Jesús Antonio Arteaga Ortiz, de 35 años de edad, quien trató de evitar un hurto.

Dicen las autoridades en el diario La Crónica del Quindío que "llegando a Montenegro dos delincuentes que ocupaban el bus manifestaron que se iban a bajar, pero procedieron a intimidar con armas de fuego y blanca a los pasajeros para despojarlos de sus pertenencias, por lo que Arteaga Ortiz, quien viajaba como pasajero, reaccionó oponiendo resistencia, pero fue baleado en el pecho. Jesús Antonio era conductor de oficio de otro bus intermunicipal.

Según el periódico, el Coronel Benavides Guancha, comandante de la policía en el Quindío "pidió a la ciudadanía y a conductores, que cuando se presenten este tipo de casos, por favor, no poner en peligro la vida", lo cual traduce que se dejen atracar, que no opongan resistencia y que después le informen a las autoridades.

Francamente es asustador. Los atracadores no atracan al comandante de policía, ni al gobernador, ni al alcalde de Montenegro ni al de Armenia, tampoco atracan a un grupo de policías y los pobres de siempre tienen que tomar un bus para desplazarse. Bueno, ya que las autoridades fueron informadas según pidió el comandante en el Quindío y ya que se iniciaron las investigaciones, veremos cuanto se demoran en esclarecer este atraco y esta muerte, pues para eso se creó esa entidad como defensora de la ciudadanía y del orden público.

La verdad, asusta mucho más que la única defensa que tienen los pasajeros de bus no sea la policía, sino dejarse atracar y si no, dejarse matar.

Buen consejo y no lo olviden.

NOTAS ANTERIORES