Cargando...
Logotipo calarca.net

JOSÉ NODIER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
ENCUENTRO LUIS VIDALES

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

En el Quindío se convierte en una ilusión amenazada trabajar desde la sociedad civil por la cultura

La gestión cultural en Colombia, ya lo sabemos, es nadar río arriba, cercados por filosas piedras en las riberas del río. Lo digo con la voluntad de mostrar cómo nuestra sociedad, sus dirigentes sociales y políticos estiman que la inversión en cultura no es una prioridad o que los proyectos culturales o artísticos, según sus propios intereses o sus vanidades, deben ser una pasarela de egos y de utilidades personalistas.

Difícil ha sido al trabajar desde Calarcá por el Encuentro Nacional de Escritores "Luis Vidales". En este tiempo hemos observado, con admiración, el denodado trabajo de Versión Libre, liderado por María del Rosario Trujillo; o el funcionamiento, contra viento y marea, de emprendimientos culturales tan importantes como Teatro Azul, dirigido por Leonardo Echeverry y Ximena Escobar; la tarea cada vez más interesante, desde lo patrimonial y el rescate de la música andina del Cuyabrito de Oro, defendido por la familia de Tobías Bastidas; o de la editorial Cuadernos Negros, creada un decenio atrás por Umberto Senegal y por Leidy Bibiana Bernal, quien hoy continúa en su fortalecimiento.

Hablo de estas quijotadas culturales, a riesgo de ignorar otras, toda vez que en el Quindío se convierte en una ilusión amenazada trabajar desde la sociedad civil por la cultura. El Encuentro Nacional de Escritores realiza al año más de 230 sesiones deliberativas, desde lo pedagógico o desde lo literario, y si bien en decenas se tiene éxito, en otras pocas se cae en la desesperanza cuando el público convocado no responde, ya sea por errores nuestros o por indolencia de algunos quindianos por los asuntos del pensamiento y la imaginación.

Tuvimos la oportunidad de trabajar en el ciclo pedagógico en 14 colegios públicos de Calarcá, en algunos de los municipios de la montaña y en las bibliotecas, y nuestra conclusión, si bien positiva en los resultados literarios, a veces desalienta por las condiciones actuales de los jóvenes del departamento.

Vivimos en el ámbito social una encrucijada terrible porque nuestros muchachos y muchachas andan por caminos enrevesados, tentados o absortos en las adicciones, o por la pobreza de sus familias, o porque la jornada única que está en implementación aún no responde a las expectativas de los maestros y de los mismos beneficiarios directos. Nuestra conclusión es clara: debemos multiplicar esfuerzos en los colegios e intervenir en poblaciones infantiles.

La presencia en el Quindío de Ernesto Pérez Zúñiga y de Herménégilde Chiasson, autores de España y Canadá, y la intervención de Martha Nubia Bello, de Santiago Gamboa, Pablo Montoya, Octavio Escobar, José Hoyos, Daniel Ferreira, Julio César Prieto, Yorlady Ruiz, Patricia Nieto, José Navia, Juan Fernando Merino, en fin, 45 escritores e intelectuales de Colombia, nos hacen prever, por sus palabras, un largo aliento para el Vidales y para la Fundación Torre de Palabras.

Hemos premiado, en el marco de la celebración, a Manuela Rendón, estudiante de la JF Kennedy, como mejor lectora de Calarcá. Entregamos un reconocimiento a Álvaro Jaime Ospina Ramírez, gestor de calarca.net, y a Gustavo Rubio Guerrero, como escritor destacado del Quindío.

Celebramos 10 años en el Encuentro de Escritores de Calarcá. Y por todas partes advertimos el afecto de la agente y, de manera especial, el descubrimiento de mundos alternos, autores y obras, que nos llevan de la mano a la construcción de una sociedad pacífica.

Vea nuestra página: www.encuentroluisvidales.com

OTROS ARTÍCULOS