Cargando...
Logotipo calarca.net

CALARCÁ

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:

JOSÉ NODIER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
EL SÍ DE LOS CAFETEROS

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

"Una sociedad en desarrollo, como la nuestra, no puede preservar el No como una consigna"

La historia de Colombia está sembrada de la palabra No. Decir No, en muchas ocasiones, ha sido oportuno y útil, porque su significado contiene e inhibe de estulticias. Pero una sociedad en desarrollo, como la nuestra, no puede preservar el No como una consigna.

Lo digo porque hay un Sí, dado hace cincuenta años, que cambió para bien el rumbo del departamento del Quindío. En una sala de juntas del Banco Cafetero, un 5 de agosto, fue creado el Comité Departamental de Cafeteros, y con esa decisión estratégica se rubricó de verdad la autonomía del departamento.

En los cincuenta años de funcionamiento de ese organismo, que irrigó en buena parte los recursos derivados de la actividad del café, muchos Sí, comprometidos con esta región fueron proferidos, pero un No sonó rotundo durante decenios, espetado a la corrupción y sus prácticas; ese No determinó que los presupuestos rindieran más y, también, que casi siempre hubiera en bodega un acumulado de patrimonio moral, ético, para repartir entre los agremiados. Caso exótico en Colombia, sí, pero ello ocurrió.

El Comité Departamental de Cafeteros el 30 de abril de 1968 le dijo Sí a la reforestación, con el objeto de preservar de aguas. En esos mismos días dijo Sí al aporte de un 50% de recursos para la electrificación rural. Y el Sí más fuerte, el que cimbró la conciencia, fue el explícito por la educación en el Quindío, a través de la construcción de aulas y escuelas en todo el departamento. En ese mismo año, el Comité decidió que la concentración rural de La Bella llevara el nombre del poeta Baudilio Montoya, y publicó ese libro emblemático de nuestra literatura "Baudilio Montoya, Rapsoda del Quindío".

La construcción de acueductos rurales y de carreteras, después de 1970, por medio de convenios firmados con el Banco Interamericano de Desarrollo y el Fondo de Caminos Vecinales, fue determinante para mejorar la calidad de vida de los campesinos y, claro, para conectar el campo con las cabeceras municipales.

Lo interesante de la gestión del Comité de Cafeteros, recopilada por Óscar Jaramillo García, ex director ejemplar, en un libro notable por la precisión de sus datos, "Apuntes para la historia del Comité de Cafeteros del Quindío", es develar un método: desde un principio derrotó el Comité el prurito del personalismo o de la endogamia institucional, que no es otra cosa que la insularidad de propósitos. Casi todas sus obras fueron acometidas en compañía con otros organismos estatales o sociales.

Si alguien quiere decirle Sí a la paz de Colombia, a la reconstrucción de las zonas afectadas por la violencia, debe observar la historia de democratización de recursos del Comité, de atención en educación y salud, y encontrar en la sabiduría de su ex director Óscar Jaramillo García, en su honradez, una manera propia y paradigmática de configurar civilidad y tolerancia.

Como dice el padre Francisco de Roux, un militante de la paz de tiempo atrás, debemos recomponer la fractura humana que vivimos. Diría en mi caso que es necesario curar la demencia colectiva que nos perturba. Y ese ejemplo, el de los cafeteros, demarcaría bien el sentido de nuestro destino.

OTROS ARTÍCULOS

COSMOS

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
¡CALARCÁ SÍ ESTÁ DE MALAS!

Pintaron hasta las raícesPor Néstor Jaime Ocampo Giraldo.
funcosmos@gmail.com

Y no solo por la seguidilla de administraciones que nos han traído de mal a peor, sino por lo que sucede con nuestros BIENES PÚBLICOS. Claro, hay quienes tienen la esperanza de que esto cambie con la nueva administración, gente joven. Está por verse.

El fin de semana entre el 5 y 6 de marzo de 2016, un concejal decidió "decorar" (intervenir) la Plaza (?) de Bolívar a su antojo, como le dio la gana.

Pintó las estatuas, incluyendo la de Bolívar, de color DORADO; pintó los pedestales de un extraño color gris; pintó la parte baja de los árboles con vinilo blanco, y está pintando los muros de las zonas blandas de color verde claro.

¿Acaso lo hizo con permiso de la Alcaldía?, es lo menos que debe tener. También debe tener permiso del Ministerio de Cultura porque la estatua de Bolívar es un bien cultural símbolo de identidad nacional. Y debe tener permiso de la C.R.Q. porque eso de "encalar" los árboles ESTÁ DESACONSEJADO HACE MUCHOS AÑOS. Pintar la parte baja de los árboles les causa daño, NO BENEFICIO, y si los está pintando con vinilo... ¡peor el daño! Nada mejor y más estético que un árbol sano y limpio.

El concejal olvida que es un "servidor público" (Corte Constitucional SENTENCIA C-222/99) y NO el "dueño del pueblo" que pueda hacer lo que le venga en gana con lo que es de todos.

Además bien sabemos que se trata, más que de otra cosa, de una manera barata y efectiva de hacer proselitismo político.

Martha Lucía Usaquén comenta lo siguiente:

"Hay que decir que el espacio público siempre es político y la escultura pública cumple en él una función social que dialoga con la identidad geográfica e histórica de las comunidades locales.

Las esculturas públicas son entonces una producción social y cultural y tanto su ubicación como posibles intervenciones de carácter restaurativo deben corresponder a decisiones colectivas.

Cubrir con pintura dorada (¿vinilo?, ¿esmalte?) piezas realizadas en diferentes metales genera una impostación que en primera instancia es de mal gusto, demuestra desconocimiento e irrespeto por el patrimonio común y en última instancia puede contribuir al deterioro de piezas con las cuales las comunidades locales establecen relaciones de pertenencia y apropiación.

El espacio y los bienes públicos son de todos y nadie puede abrogarse el derecho de caricaturizarlos o intervenirlos sin los estudios técnicos pertinentes."

HOTELERÍA Y TURISMO

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
El HOTEL ES PARA LOS TURISTAS, NO PARA LOS PROPIETARIOS

Wilson BeltránPor Wilson Beltrán.
wbeltran@eam.edu.co

Cuando Don Pedro y Doña Berta fueron a construir su hotel pensaron no solo en la decoración, sino también en las flores que tendrían en los jardines, en los colores preferidos para sus áreas sociales y por supuesto en sus familiares que serían los nuevos empleados que contratarían para hacer su entrada triunfal en el mundo de la Hotelería y el Turismo del departamento. Todo eso está muy bien, el único detalle que no tuvieron en cuenta es que ellos no son hoteleros, no tienen experiencia en este campo y tampoco se asesoraron de los que saben, de los Gremios o entidades gubernamentales, por lo tanto, su hotel no cumple con la reglamentación mínima enunciada en las Normas Técnicas Sectoriales Hoteleras o en las Normas de Turismo Sostenible.

Grave error, pues la Normatividad es clara y muestra en sus numerales y listas de chequeo los procesos y procedimientos que se deben seguir tanto en la construcción como en la operacionalidad del alojamiento. Además, se tiene en cuenta en todo momento a los Turistas y sus necesidades. En cambio la visión de Don Pedro y Doña Berta está enfocada en lo que a ellos les gusta y en lo que ellos quieren, por eso su Hotel no tiene wifi, agua caliente ni televisor en la habitación pues consideraron que esos servicios al igual que muchos otros no tenían incidencia en la decisión de compra de los clientes. Y así no lograrán impactar a un gran número de turistas pues quien conoce del tema sabe que cada persona, cada familia y cada grupo empresarial viene con gustos diferentes y necesidades particulares que se deben cubrir para lograr la satisfacción del cliente y si no están los estándares mínimos de calidad, atención y servicio tanto en instalaciones como en procesos, difícilmente se lograr el objetivo.

El Hotel de Don Pedro abrió sus puertas con éxito, sus familiares y amigos lo visitaron los primeros meses, pero después vino lo que se temía, pocos turistas, bajos ingresos y muchas deudas por pagar como la nómina que no da espera pero desespera, los servicios públicos, los proveedores o los impuestos. Es una locura dice Don Pedro, a mí nadie me dijo nada sobre esta situación, se enfada y empieza a pensar "equivocadamente" sobre la hotelería de la región. Pero él no se acuerda que sus asesores de confianza fueron personas ajenas al mundo de la Hotelería y el Turismo, y ni ellos ni Don Pedro hablaron sobre normatividad que se debía tener en cuenta y mucho menos de la gestión comercial, de las alianzas estratégicas con otros alojamientos y atractivos o de los planes para temporada baja o alta que debía tener.

Don Pedro construyó su hotel para que le diera satisfacciones y no problemas, pensaba en un futuro de descanso, tranquilidad y mucha paz pero ahora no sabe qué hacer, es triste ver que sus ahorros de toda la vida no están dando los frutos que él esperaba. Su alojamiento no está generando ingresos ni para cubrir el punto de equilibrio y ahora hay otra preocupación mayor, y es que como el Hotel está en una zona rural, las labores de mantenimiento no se hacen esperar, la humedad aparece con una facilidad increíble, la pintura de las fachadas se está decolorando, hay problemas con los pozos sépticos y la maleza crece tan rápido como puede por todas partes. Y eso sin contar que sus familiares no están cumpliendo con sus labores como empleados, los inventarios tienen faltantes en cocina y en minibares, los descuentos no autorizados están por todas partes y algunos llegan tarde a trabajar o no llegan cuando más se necesitan en el Hotel. Y es que como todos son familia, pues son más flexibles con sus funciones y responsabilidades.

Pero entonces ¿qué hacer? ¿Cómo salir de esa situación? Por ahí dice el dicho que "somos culpables por lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos", pero en este punto no hay que buscar culpables, hay que poner los pies en la tierra, la mirada en lo alto y el corazón en amor, y ya bien calmados hacer un análisis de la situación buscando en todo momento ser propositivos y no problemáticos para que las posibles soluciones lleguen a la mente y se puedan iniciar acciones inmediatas que cambien la situación económica del Hotel de Don Pedro lo antes posible. Pero entonces, ¿Cuál es la mejor opción a seguir?

Aquí les dejo a mis estimados estas alternativas que se podrían tener en cuenta. Léalas, analícelas y determine usted mismo cuál es la mejor, o si considera otras, no dude en compartirlas aquí abajo en los comentarios en redes sociales.

  • Pedir ayuda a los Gremios de Hotelería del Departamento para que hagan un diagnóstico de su empresa y así determinar los pasos a seguir.
  • Ofrecerlo a las Agencias de Viajes o personas interesadas para que lo tomen en "arriendo" y se encarguen ellos directamente de su comercialización y operación.
  • Programar una operación mínima en temporada baja para minimizar gastos y así poco a poco ir saliendo de la crisis.
  • Contratar un experto que tenga muy buenos conocimientos en operación y mercadeo hotelero para que ayude a Don Pedro a sacar adelante su hotel.

Y usted ¿Cómo le podría ayudar a Don Pedro?

MANUEL GÓMEZ

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
NIETOS, ABUELOS Y... MUCHO MÁS

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal.
manuelgomezuq@gmail.com

Un nieto se las sabe todas. El abuelo ni imagina todas las peripecias que hace el nieto para hacerlo sentir más viejito y acabado. El nieto descubre todo sin que el abuelo se dé cuenta.

Tiene la llave que abre todas las posibilidades. Cuando el abuelo sienta al nieto frente a él, escudriña cada pedazo de piel. Revisa su rostro, lo mira a los ojos, la nariz, revisa su boca y antes que nada, las arrugas.

Se divierte utilizando sus pequeños dedos para pasar por cada arruga, como buscando dónde se encuentran como si fuesen ríos al mar. Luego, mira las cejas y si tienen pelitos blancos, llamados canas, las toma con sus dedos como queriendo arrancarlas. Se entretiene revisando las ojeras y cada pedazo de piel como si el abuelo fuese un muñeco grande y viejo para jugar con él.

Después, le pide que infle los cachetes para tomarlos con sus manos y desinflarlos de dos palmadas no tan suaves. Revisa, analiza, dibuja.

Y si el abuelo sale a caminar con su nieto, debe llevar dinero o una tarjeta. No se le puede engañar, porque encuentra frases como:

- Necesito comprar un muñeco. Ahhh y necesito entrar a ese almacén.

- Pero no tengo suficiente dinero.

- Abuelo, ¿trajiste la tarjeta?

- Sí, pero no hay dinero allí.

Camina miremos. El abuelo, guiado como autómata, llega al cajero, introduce la tarjeta y aparece un "no tiene suficientes recursos".

- Te lo dije. Pero la respuesta no se hace esperar.

- ¿Por qué no la recargas?

El abuelo se queda sin palabras y lo mejor es sentarse a comer un helado con el nieto, entrar al almacén y comprarle el muñeco que desea. Porque el abuelo sabe que su nieto es feliz a su lado. Nada se interpone entre los dos, sino la sonrisa al final de la jornada. Llegan a casa sonrientes, alegres, cansados.

Desde la cocina, la abuela le grita al abuelo:

- ¿Trajo lo que le pedí para la comida?

Pero no hay respuesta.

OTROS ARTÍCULOS

POETINTOS

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
ZAPATA SE FUE

Óscar Zapata Gutiérrez Por Hugo Hernán Aparicio Reyes.
poetintos@gmail.com

Un hermoso autoperfil en su poema con mención honorífica de Casa Silva, alusivo al gran Whitman: "Vago en las nubes; mi amiga es el alma que navega en el árbol, en la flor, en cada mineral... vago sin reposo, sin la ansiedad del marinero por zarpar o llegar a puerto... soy el trotamundos que viaja hacia el mar como la gota, y se diluye para recomenzar... el auriga y mi alma, entonarán a dúo la metáfora de la canción de hierba y el canto a mí mismo que le inspira las metáforas al poeta que soy..."

Viajó Óscar hacia el misterio, deslizándose, años antes de la partida material, en una cinta Moebius, confundiéndola quizás, tal como le ocurrió al personaje de sus microcuentos, con un formidable tobogán. "Quedó aprisionada en un éxtasis del que no la han podido rescatar pese a los esfuerzos de su familia."

Costaba bastante, a partir de sucesivos accidentes cerebrovasculares padecidos calendas atrás, hallar un rasgo, un gesto, una chispa delatora de consciencia, propios del amigo vivo en los recuerdos, en los ojos redondos que de cuando en cuando, desde su magra humanidad reducida a una silla de ruedas, se asomaban a las calles de la Villa. Cierra Zapata la contracarátula de su último libro leído y protagonizado, convocando a sus amigos a la gozosa observación, al viaje sin inicio ni final, al disfrute de lo simple y profundo, del aquí y ahora, al asombro sin renuncia. Adiós Óscar Zapata. Concluyó con claroscuros, con los agridulces de cualquier mortal, su no desapercibida presencia. Quedan los recuerdos, perdura el allegado más real y leal, lúcido diletante, el generoso, el contertulio, compañero de kilométricas andanzas.

Pródiga existencia en dotes, aristas y episodios memorables. Rescato al azar, algunos del periodo post-etílico por él relatados o con él vividos. Del anterior, incluyendo el paso por la alcaldía de la natal Calarcá y por varios cargos públicos en la rama judicial y administrativa, eludía menciones: Asiduo comprador de libros –a dónde habrán ido a parar–, lector voraz, ejemplar alumno, graduado en gramática musical y ejecución del violín en ya avanzada madurez; lecciones de aprestamiento impartidas a los hoy brillantes hermanos músicos Jiménez Collazos; incursión, tras ocasional visita a la sede de la comunidad Hare Krishna en Silvania, al ashram de Sai Baba, en Puttaparthi –¡vaya nombre dicho en español!–, sur de India... fugaz devoción por el gurú; el opíparo vegetarianismo, la confesa afición al casino; sus pinceles, lienzos, policromos óleos, tutelados por Henry Villada; autor de "La caparazón de la tortuga", compilación de microrelatos; colaborador de La Crónica del Quindío, de www.calarca.net con su columna, "Detrás de cámaras"; amores quiméricos inspiradores de textos; viajero impenitente, nos sustraía de rutinas para enfilar con él su alfombra voladora roja Renault, luego gris Chevy, hacia sorpresivos destinos cercanos o remotos... Siempre Óscar.

OTROS ARTÍCULOS

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
TRES DIRIGENTES

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

Con la muerte de Lucella Osman de Duque, destacada dirigente conservadora, sumada a la desaparición de Guillermo Jaramillo Palacio y de Lucelly García, se cierra un capítulo crucial de la vida política de la región, especialmente de la Calarcá que dirigieron y padecieron.

Fácil sería, ahora que no están, hacer las sumas y las restas de virtudes y defectos que les puedan caber en el transcurso de sus vidas, ¿a qué político no?, seguramente será tarea que habrá que hacerse, pero dadas las circunstancias especiales de anomia y dejadez por las que atraviesa el municipio, creo importante subrayar algunos aspectos que en su momento contribuyeron decisivamente a reivindicar el nombre y la presencia de Calarcá en el departamento.

Tal vez a causa del yugo que padecía la provincia quindiana por cuenta del férreo control político que ejercía el centralismo liberal y conservador de los dirigentes de Armenia, Calarcá era un pueblo cálido, pero rudo y rebelde, de pugnas y disensiones internas, donde hacer política fue siempre un oficio incierto y complicado, salvo para los quintacolumnistas de siempre, prestos a respaldar en todo a los dirigentes de la capital.

Aparte de la denominada Izquierda Liberal que defendía otros municipios del centralismo y de débiles manifestaciones de la izquierda tradicional, pérdidas en el forcejeo dogmático entre directrices de las líneas Pekín o Moscú, eran Lucelly, Guillermo y Lucella, quienes ejercían el poder político efectivo a nombre del municipio, para bien y para mal, y con su presencia, hicieron valer sus voces en el concierto de la política del Quindío, al punto que muchas decisiones de envergadura no se tomaban sin su aquiescencia.

En esas épocas Calarcá tenía asiento por derecho propio en las secretarías de despacho, en los institutos descentralizados, en todos los niveles de poder departamental, y en las instancias regionales y nacionales, no como una concesión graciosa de los gobernantes de turno, o de actos de generosidad o de misericordia burocrática, era un derecho bien ganado dado el alcance de su participación electoral. En algún momento tuvimos a Lucelly y a Guillermo en la Cámara de Representantes a Lucella en el Senado de la República.

Hoy Calarcá es una meseta fría y aislada sometida a los vientos del ostracismo como colectivo, a pesar de su posición geopolítica y sus bondades económicas y culturales, sin ningún peso específico, sometida, como antes, a pugnas internas entre los muchos sargentos, que dejaron esos dirigentes que ya se fueron, que no superan una política de estómago, dispuestos siempre a venderse al mejor postor, distorsión que ha desembocado, por ejemplo, en que no tengamos ni siquiera un diputado en la asamblea departamental, a pesar de los más de 35.000 votos.

Otra suerte demanda Calarcá, no podemos sucumbir al artificio de creer que nuestra situación no tiene remedio, necesitamos crear una nueva utopía política desde la sensibilidad de la cultura, para volver a alcanzar una visón del mundo propia, que sustituya la que lograron fraguar en su tiempo Lucelly García, Lucella Ossman y Guillermo Jaramillo.

MINIFICCIONES

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
MINIFICCIONES NÚMERO 40

Imagen 40 minificciones@gmail.com

FANTASMAS II
OBITUARIO

Leidy B. B.
Colombia

Un cirujano murió de infarto mientras realizaba una liposucción. En el parque principal de Calarcá, una madre que discutía con su hija de diez años, asesinó a un anciano que intervino en su disputa. Un hombre de cincuenta años, le pidió a su amante de veinte que lo asesinara en el altar de una iglesia. Dos sicarios asesinaron a Jeremías, el perro del primer ministro de Inglaterra, para obligarlo a dimitir de su cargo. En Venecia, una pareja se suicidó porque ya no se amaba. Un físico cuántico se quitó la vida, cuando descubrió que lo era. En un mariposario, murieron 1.500 mariposas, cuando un helicóptero enamorado se lanzó sobre una de ellas. A las 3:00 de la tarde del sábado, el viento abrió un libro donde se hallaba una página en blanco y murió.

Estoy agobiado de buscar en los obituarios de los periódicos la noticia de mi muerte y no encontrarla.


ANTE LA ALHAMBRA
Benito Arias García
(?)

Subieron al mirador cruzando una maraña de calles sinuosas; desde allí admiraron el palacio rojo, la arboleda verde, el tornasolado cielo del crepúsculo. Una perfecta soledad los guarecía.

- ¿Y qué sentiste entre mis brazos?

- Era como una lluvia de pétalos blancos.

- ¿Has pensado en algo?

- Nada. En ti. En nada.

- ¿Y en nada más?

- En ti, y en que pronto acabará nuestro sueño.

Efectivamente, los dos fantasmas se disiparon igual que la tarde.


FANTASMAGORÍAS
Eliseo Diego
Cuba

Desde muy joven -lo confieso- me han gustado los fantasmas. Me apasionaban las historias de sus desventuras.

Hoy -lo confieso-, aproximándose la hora de convertirme en uno, ya no me gustan tanto.


EL AMOR
Kostas Axelos
Grecia

Un estudiante alemán va una noche a un baile. En él descubre a una joven, muy bella, de cabellos muy oscuros, de tez muy pálida. En torno a su largo cuello, una delgada cinta negra, con un nudito. El estudiante baila toda la noche con ella. Al amanecer, la lleva a su buhardilla. Cuando comienza a desnudarla, la joven le dice, implorándole, que no le quite la cinta que lleva en torno al cuello. La tiene completamente desnuda en sus brazos con su cintita puesta. Se aman; y después se duermen. Cuando el estudiante se despierta él primero, mira, colocado sobre el almohadón blanco, el rostro dormido de la joven que sigue llevando su cinta negra en torno al cuello. Con gesto preciso deshace el nudo. Y la cabeza de la joven rueda po la tierra.


LA MUJER


Juan Ramón Jiménez
España

Era una roca roja y verse, musgosa y sombría al setentrión, sus yerbas más altas se trasparentaban al sol del crepúsculo y por las hendiduras se veían campos de sol. Era un paraje grato, fresco y sombrío.

Yo descansaba en él de la vida, cuando apareció una mujer blanca, desnuda, y se acercó a la fuente.

Caía el cristal a su mano...


AQUÍ EN LA REALIDAD
Umberto Senegal
Colombia

Soñé con mi amigo Julio Borges Casares, quien falleció veinte años atrás. Se sorprendió cuando, al encontrarnos ambos allí, supo que yo estaba vivo. Me confesó, entonces, al revelarle que él había muerto:

Si nos hubiéramos encontrado en un sueño, no me habría asustado tanto pero, compréndeme, aquí en la realidad es para asustar al más impasible.

Desperté con la sensación de estar vivo.


UNA VOZ TRAS ÉL
Frederick Brown
Estados Unidos

Cuentan una deliciosa historieta de horror sobre un labriego que se adentró en un bosque encantado; según la gente, lo habitaban demonios que se llevaban consigo a cualquier mortal que osara entrar en él. Pero, mientras caminaba por el mismo con paso lento, el labriego pensaba:

Soy un buen hombre que nada he hecho. Si los demonios pueden hacerme algún daño es que no existe ninguna clase de justicia.

Y en ese momento se oyó una voz que decía tras él: No existe.


BIBLIOGRAFÍA

Leidy B.B. (Colombia): "Obituario", texto inédito, Colombia, 2004.

Los minicuentos: "Ante la alhambra", "Fantasmagorías", "El amor" "La mujer", "Una voz tras él", fueron tomados de La mano de la hormiga, los cuentos más breves del mundo y de las literaturas hispánicas. Antonio Fernández Ferrer, Fugaz Ediciones Universitarias, Madrid, 1990.

Umberto Senegal (Colombia): "Aquí en la realidad", en El camino del loco. Tramar Ediciones, Colombia, 2003.


AYUDA EN MATEMÁTICAS

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
AYUDA EN MATEMÁTICAS

Juan Carlos Beltrán BeltránPor Juan Carlos Beltrán Beltrán.
calculo21@gmail.com

Juan Carlos Beltrán Beltrán es un calarqueño con un particular registro: posee un canal en Youtube con más de dos millones de reproducciones —y no es precisamente un artista famoso—, es un exrobledista autodidacta y profesor particular de matemáticas desde los 18 años de edad.

En el año 2012 inicia esta Ayuda en Matemáticas motivado por el deseo de proporcionar a los estudiantes la oportunidad de observar cómo se resuelven los problemas de matemáticas enunciados en los libros de texto y muestra la estrategia para modelar ciertos problemas de la vida cotidiana en el lenguaje de las matemáticas: Definiciones, Teoremas, Procedimientos.

"Resolver problemas de matemáticas presenta ciertas dificultades a quien no está suficientemente entrenado para ello. Considero que en el proceso de aprendizaje de las matemáticas a nivel universitario hay tres etapas:

  • 1.- Iniciación en el tema de estudio por medio del tutor. En esta etapa el estudiante además de ser informado, debe tener la oportunidad de observar cómo otra persona (el profesor) resuelve, paso a paso, problemas de matemáticas.
  • 2.- Complementar la información en libros, videos, páginas web, etc. Y Practicar, practicar y practicar, lo suficiente.
  • 3.- Resolver los problemas planteados por sí mismo".

El afán por transmitir sus conocimientos, lo ha llevado a crear varios blogs:

Y su Canal de Youtube:

Juan Carlos tampoco es extraño en las redes sociales. Se le puede encontrar en Facebook y en Twitter o contactar en su correo electónico calculo21@gmail.com